Nuevo plan de Vivienda.

 

El Nuevo Plan de Vivienda 2005-2008 dedica una protección preferente a las personas con discapacidad y sus familias. Así pues, el nuevo parque de viviendas protegidas reúne las condiciones necesarias de accesibilidad. Además, las personas con discapacidad podrán recibir ayudas de 4.900 € a 7.900 € (en función de la renta y circunstancias personales) para financiar la compra de una vivienda protegida. Se facilitarán ayudas también, para hacer obras de reforma.

Respecto a la rehabilitación de viviendas, el plan señala que los edificios se adecuarán a las necesidades específicas de las personas con discapacidad. Para disponer de estas ayudas no será necesario que la vivienda cuente con una antigüedad mínima de 15 años, como ocurre en otros casos.

El Nuevo Plan, también incluye a las personas con discapacidad entre los colectivos que tendrán preferencia en la "subvención a inquilinos", hasta un máximo de 2.880 € anuales e incluye ayudas de hasta 3.100 € para la mejora de las condiciones de accesibilidad y supresión de barreras.